domingo, 13 de abril de 2008

Copa Davis

OK, ganó Argentina. Lo unico bueno que saco de eso es que en septiembre viene Marat Safin (L).
Odio a Nalbandian. Odio a Luli Mancini. Odio qe Mancini tenga apodo de nena. Odio el juego de Nalbandian. Odio que Nalbandian juegue SIEMPRE. Odio que convoquen un equipo de 4, y que al cuarto solo le pidan jugar cuando la serie ya esta definida, en el partido de relleno (ejem, Mónaco). Odio que cuando Soderling pidió medico, Mancini lo primero que hizo fue preguntar si se podía hacer eso. Odio qe cuando Soderling volvió después de pedir médico y corrió para un punto, Nalbandian se le haya parado enfrente y le diga -que lastimado que estas, ee-. Odio que Nalbandian festeje los puntos en la cara del jugador contrario. Odio a los de las tribunas que se piensan que con los nooooo o los chiflidos desconcentran a los jugadores, cuando la verdad ayudan al del equipo contrario. Odio a Bonadeo y a Klappenbach con sus comentarios pelotudos y en los puntos finales, que fueron muuuy peleados, empiecen a pensar en la supuesta venida de Rusia. Odio que en este país y en (casi) todos, el que juega seguro es el qe se dice es el mejor jugador, en este caso, Nalbandian, que no llega a grandes instancias en un torneo hace como 3 meses. Odio que convoquen a buenos jugadores, como Mónaco y Acassuso y Cañas y no les den las oportunidades que se merecen. Odio que Mónaco este jugando el partido de relleno. Odio que después de perder el viernes, a Acassuso no lo pusieron en ningun otro partido. Odio que cuando al fin a Cañas le dieron su momento, fue al lado de Nalbandian.
Odio al management del equipo Argentino de la Copa Davis.

No hay comentarios.: